Nota en PDF

Nota a LULI realizada por Prensa de Frente que salió publicada, el 21/12/10, en el boletín especial de Arte y Política:


En el boletín salieron además las siguientes notas:

Reproducimos la nota:

21/12/2010
Entrevista con el colectivo LULI
“Creemos que hay que salir de la estética militante”

Boletín Especial, Arte y Política.- Prensa De Frente dialogó con el colectivo LULI, que se define como una suma de acciones (gigantografías, Tipas Móviles, intervención en la calle, en la web –en el espacio público en general-, un seminario, jueguitos en Facebook, notas), en su intento por explorar los diferentes dispositivos que van conformando la realidad, de atacarlos uno a uno y ver cómo se los puede hacer funcionar de otra forma. LULI es esa migración, ese pasaje por los distintos dispositivos. No es hacer pie en uno en especial, sino ir viendo cuál es la realidad que las conforma, eso heterogéneo que las integra. A continuación, les contamos más sobre la razón de ser y el accionar de este colectivo a quien le inquietan las rígidas definiciones.

PDF: Ustedes nombraban una suma de acciones, intervenciones y experiencias de LULI, y mencionaban que no se paran sobre ninguna en particular, pero ¿qué es lo que unifica a todas?

LULITA: Creemos que lo que unifica a todas las acciones es la necesidad de retomar la palabra, si se quiere, pasar a la primera persona. Es por eso que otro elemento que unifica a todas es la urgencia. El dispositivo que se pone en marcha sobre el cual se incide, tiene que ver con algo coyuntural. A su vez, no necesariamente esa coyuntura tiene que ver con algo directamente político –como en muchas acciones de LULI- sino que intentamos repensar los dispositivos que nos atraviesan. Por ejemplo, muchas veces pensamos en las gigantografías de publicidad de la calle, podemos estar meses viendo cómo esa realidad nos está interpelando, eso también lo entendemos como una urgencia de coyuntura. Y en esa urgencia en la que somos interpeladas todo el tiempo, retomar la palabra y atacar los dispositivos sobre los que se construye la realidad es lo que unifica nuestro discurso. O no. No queremos dar un cierre a lo que somos.
LULINA: Esta indefinición, esa cosa migrante es lo que también define a LULI.
LULISA: Hoy hacemos algo en la calle, mañana en el museo, y cuando estábamos en la calle no pensábamos luego estar en el museo.

PDF: ¿Cómo y cuando nace LULI?

LULISA: En realidad, LULI nace sin querer.
LULINA: Habíamos dejado de hacer cosas en el espacio público, veníamos de trabajar en colectivo de una experiencia que se multiplicó, nos encontramos haciendo cosas juntas y decidimos ponerle un nombre. En particular, nació con la primer FLIA de La Plata, pero desde un lugar más lúdico, desde un espacio de amigos. Luego se fueron desencadenando otras acciones y decidimos darle forma.
LULISA: Cuando formalizamos, no dijimos qué queremos hacer y hacia dónde ir, sino que fuimos pensando qué NO queríamos hacer. Lógicamente, el conocernos nos daba una buena cantidad de acuerdos tácitos.

PDF: A su vez, el nombre les dio una unicidad…

LULINA: Si, pero no queríamos un nombre con una carga fuerte, sino que formara parte de esa misma indefinición.
LULISA: Y que la carga fuerte la tuviera después, al llenarlo nosotros de sentido. Queríamos un nombre que no fuera un “gran nombre”, que fuera más indefinido, más blando, que hablara de un personaje.

PDF: ¿Desde el principio lo pensaron como un personaje?

LULISA: Cuando empezamos a subir cosas al blog, pensábamos un relato que mostrara a un personaje femenino realizando las acciones. Después se fue cayendo, pero nos gusta la idea de que alguien lo interprete así y se le hable a una persona. Tiene que ver con la referencia, con nuestro hacer colectivo. No queremos ser LULINA, LULISA y LULITA, porque hay realmente un hacer colectivo. Sobre todo en este ámbito, que se cruza con el arte, donde el figurar y resaltar la individualidad –incluso a nivel de los colectivos- es moneda corriente.

PDF: A partir de los orígenes del grupo, de esa experiencia previa que “se multiplicó” ¿Qué líneas de continuidad y qué elementos encuentran presentes o han repensado para esta experiencia actual?

LULINA: Primero, la red que fuimos construyendo, la gente con la que trabajamos. No diría que es la misma, pero puede ser una continuidad. Creció orgánicamente. No empezamos a trabajar en un espacio completamente distinto. De hecho, el trabajar con gente, trabajar en red, también es fruto del trabajo anterior.
LULITA: Como continuidad también está el nivel de abstracción. En las experiencias anteriores, si uno pintaba en una pared, por lo pronto no era muralismo sino “paredismo”. Lo que se empezaba a valorizar era todo lo que sucedía alrededor de esa pared, de hecho se pintaba el cordón, como diciendo “acá lo que importa esta sucediendo en la vereda”. Las relaciones que se generaban era lo que importaba, por eso se hacían reuniones con todos los grupos de La Plata. Incluso, la factura misma de lo que se estaba haciendo no era lo principal. Buscamos ir corriéndonos, tratar de ser sutiles, para ver lo que está sucediendo y no quedar tan pegado al “deber ser” del oficio (en un primer momento) o del “grupo militante”, que también hemos tratado de romper.
LULISA: También el haber transitado, hace mucho tiempo, la cuestión técnica y después el ámbito militante, nos ayudó no solo a romper con el “deber ser” sino también a hacer cruces. A decir, bueno, esto se puede cruzar, y la red se amplió mucho más.

PDF: Respecto de ese deber ser, puede decirse que hay una “estética militante”, un “deber ser” de como representar, mostrar, producir hacia afuera ¿Cómo se posiciona LULI ante esa estética?

LULINA: Si, creemos que existe y nos parece súper interesante la estética militante, pero nosotras tratamos no sólo de ocupar esos lugares. Creemos que hay que aportar fuera de esa estética o extenderla a otros campos, relacionado a lo que puede estar tratando de comunicar Coca Cola mas que un partido de izquierda o una agrupación.
LULISA: El militante toma Coca Cola, consume TV, Facebook. Hay un “deber ser” de esa estética y muchas veces, el sentido de ese hacer, ya no está pensado cada vez que se realiza. La publicidad avanzó kilómetros y la estética militante sigue reproduciendo algo estático, como si no hubiera pasado el tiempo. ¿No habría que repensar cómo comunicamos?
LULINA: Por ejemplo con los colores, cuando arrancó LULI intentamos con el rosa, como un lugar a ocupar, salir del rojo y negro, y ahora encontramos que el rosa está en un montón de agrupaciones estudiantiles, en la Intervención Magenta… en un montón de espacios. Entonces el intento es ir buscando otra gama de colores que no caiga en un estereotipo.
LULITA: También tiene que ver si uno se para en un lugar de exterioridad o interioridad. Muchas de las cosas que vemos y apoyamos, y nuestras propias prácticas, hablan desde una exterioridad: “de ellos que ven televisión”, “ellos que consumen Facebook”, nosotras buscamos hablar desde una interioridad. Si hay una disputa por hacer funcionar de otra forma esos dispositivos, es en el corazón de los mismos donde debe darse y no desde un “paraíso perdido”. Las estéticas militantes, no son una exterioridad vacía, muchas veces remiten a ese paraíso perdido: al de la estética mejicana o a la del realismo socialista, etc. Nosotras buscamos hablar desde dentro de una pelota que rueda y donde nosotras no sabemos bien donde estamos, desde allí tratamos de operar.
LULISA: Por otro lado, no somos un “laboratorio” e investigamos lo que “se usa” para poder accionar. Somos consumidoras de Facebook, Twitter, chat, mail, y en tanto consumidoras, nos interesa ver cómo funciona el dispositivo. Va con nuestra vida cotidiana, desde hace años. Por eso, cuando nos preguntan “y ustedes ¿qué son? ¿Artistas, artivistas, militantes?” Somos humanos con prácticas atravesadas por lo social, pero es más complejo. A veces es mejor ser una mixtura.

PDF: Aunque algo ya charlamos, ¿porqué eligen la web, entre otras, como plataforma de acción?.

LULISA: La web nos atraviesa, cada vez más gente la utiliza. Los nuevos medios de comunicación ya no son tan nuevos. Por otro lado, al trabajar con la compu, en diseño, trabajamos con Internet permanentemente. No se si nosotros decidimos que nuestra plataforma de acción sea la web, sino que nuestra vida ahora está pasando por la web. A su vez, ciertas discusiones empiezan a tener cruces con la web: acciones en calle que generan discusiones en la web, acciones en calle que son realizadas para ser mostradas en la web.
LULITA: En otros medios como el “paredismo” se ha desnaturalizado más el “deber ser” y se ha ganado más libertad de acción, por lo menos en La Plata. Mientras que en la web, notamos que muchas veces el contenido va por lo textual y las formas quedan naturalizadas. Hay menos laburo sobre la forma Facebook, blog, página web, está naturalizado que la web es como es. Por eso nos parece importante hacer una crítica allí, y por ejemplo, desarrollar aplicativos para Facebook, como hicimos con el de López, donde se difundieron 15.000 veces partes de la causa en la red.
LULITA: En otros medios, la crítica ha avanzado mucho más, se ha repensado cómo hacer radio, TV, en web la discusión pasa por otro lado. Hay discusiones muy interesantes en Facebook, por decir algún lugar, pero no sobre la red social en sí, sobre su funcionamiento. No se ataca el funcionamiento del dispositivo. Hay muy poco extrañamiento, poca gente atiende las formas.

PDF: Por último, recién mencionaban el aplicativo de Facebook “Buscando a López”. Luego de esa acción se los tildó de militantes web, militantes 2.0. ¿Qué opinan de esta forma de militancia?

LULITA: El primer error sería fetichizar la web y ponerla en una abstracción sin contacto con el resto de la realidad.
LULISA: ¿Se puede armar una revista sin relacionarse con los demás? En la web pasa lo mismo, es un medio. Los blogueros tienen sus espacios de encuentro y discusión. Y si un flaco no milita en ningún lado y mantiene un blog de política, encontró su forma y es esa, ¿Por qué tiene que haber un “deber ser” de cómo militar? “Militar se milita en la calle, yendo a las marchas…”
LULITA: Es muy complicado hacer una cosa de la web. Es super porosa. Detrás están los “carlitos” de carne y hueso que vendrían a ser una especie de trabajadores de Facebook. Si lo querés reducir a Facebook, ya hubo un “carlitos” con barba que lo solucionó. La herramienta Facebook es conocimiento social acaparado por unos pocos, pero ¿quién es el “proletario”?, ¿quién va a dar las discusiones?.
LULISA: Por otro lado, creemos que es válido pensar la posibilidad de que en la web se pueda hacer algo, hay gente a la que no le queda otra. Nosotras mismas hemos estado 10 horas frente a la computadora. También está bueno pensar la posibilidad de que ese sea otro campo de acción.

Anuncios

LULI Toma Nota: en el encuentro “La Calle es Nuestra”

Resumen no-tan-objetivo

Posición de LULI ante el documento elaborado en “La Calle es Nuestra

Estas notas están realizadas a partir del transito por el encuentro La Calle es Nuestra, en Córdoba el 26 de septiembre de 2010.
Es una mirada que busca reflexionar sobre los encuentros y heterogeneidades desde los cuales nos damos nuestras construcciones colectivas. Como se relacionan cómo conviven.
Para analizar esos intercambios tomamos dos grupos de palabras: uno del documento que se elaboró conjuntamente entre los participantes en Córdoba; el otro de la sección Pensamientos del blog de LULI. El tamaño de los textos está en directa relación con la frecuencia en que se repiten las palabras.

¿Porqué pensar en los términos que usamos?

Los términos con los cuales definimos nuestras acciones, crean de ante mano, el contexto de cosas pensables sobre ellas. Así  la disputa puede darse sobre el terreno marcado por la dupla arte / calle, o resituar el mapa de potencialidades de nuestras prácticas: buscando otros interlocutores; ampliando nuestra forma de ser públicos a los espacios mediales e institucionales; teniendo una concepción horizontal de quienes participan en las acciones que trascienda el rol jerarquizado atribuido a los artistas.
Sí! no es solo una cuestión de palabras, sino lo que hacemos con ellas y con que carga afectiva las investimos. Por eso nos interesa poner en relación nuestras propias categorizaciones con las que entramamos conjuntamente en el encuentro en Córdoba. Pensando que centrarse en los modos de percibir / construir las realidades es, a su vez, incidir en ellas políticamente.

La Calle es Nuestra es un espacio que se viene conformando desde mediados de 2009 entre colectivos que intervienen en el espacio público de distintos modos.  El recorrido llevó al encuentro en Córdoba , en septiembre de 2010, a partir de pre-encuentros regionales, y articulaciones pre – existentes. Aunque mayoritariamente en forma de colectivos, también hubo participaciones individuales.
Llegando  al encuentro desde Córdoba, Mendoza, La Plata, Chaco, Cipoletti, Buenos Aires y Rosario.

Para más información podés visitar el sitio: http://lacallenuestra.com.ar

LULI tienen como principal objetivo “la construcción de la realidad”. Cuando un dedo señala … LULI mira principalmente el dedo: el dispositivo que hace posible señalar. Dispositivos en los que participamos, de una forma u otra, sin exterioridad, casi desde adentro. Este pensarse inmersos en la realidad hace que cada intervención nos involucre como personas.

Para más información podés visitar el sitio: https://lulitieneblog.wordpress.com

Otros análisis relacionados:

Notas en cuentro en Córdoba: ir al postdescargar como pdf

Material de LULI para el encuentro: ir al postdescargar como pdf

Notas segundo pre-encuentro en La Plata: ir al postdescargar pdf

Notas primer pre – encuentro en La Plata: ir al postdescargar pdf

Fiesta del pre – enceuntro La Plata: ir al postinmersión 360

Material para el Encuentro en Córdoba

Compartimos la línea de tiempo con las acciones del primer año de LULI que llevamos al encuentro La calle es nuestra en Córdoba, así como las respuestas a un cuestionario que nos formularon (aunque no logramos llevarlo a tiempo para las jornadas).

– ¿Cómo esta conformado el grupo?

LULI en sí es mínima pero cuenta internamente con una red de asociados, “consultores externos”, quienes según la acción que se va a desarrollar, leen, critican, aportan de distintas maneras. Estas maneras son esenciales para tener una visión amplia de las acciones tanto como para llevarlas a cabo.
LULI está conformada por distintas divisiones desde las cuales se piensan, según el caso, las acciones con una cierta autonomía. Por ejemplo:LULI’ Kids es la primer división creada, y si bien aborda temas recurrentes en LULI, lo hace respetando la lógica propia de los dispositivos que operan en el mundo kids.

– ¿Cuánto tiempo llevan trabajando?

LULI viene trabajando desde el 12 de septiembre de 2009, es decir, prácticamente un año.

– ¿Cómo se organizan?

LULI se organiza de forma básicamente horizontal. Es un ESPACIO donde todas las opiniones cuentan por igual. Pero no tiene tiempo: en LULI no hay reuniones pautadas. Esto es: las decisiones se toman de forma consultiva en la medida que surge la necesidad de resolver cuestiones. Para mantener esta dinámica priorizamos una comunicación fluida. Nuestro lugar de encuentro es, principalmente, internet.

– ¿Cuáles son los objetivos del grupo?

LULI tienen como principal objetivo “la construcción de la realidad”. Cuando un dedo señala … LULI mira principalmente el dedo: el dispositivo que hace posible señalar. Dispositivos en los que participamos, de una forma u otra, sin exterioridad, casi desde adentro. Este pensarse inmersos en la realidad hace que cada intervención nos involucre como personas. Intentando cuidar no solo los fines de la macro política (para qué el dispositivo) sino también la red de afectos que envuelven a todos los que participan de una acción, la micro política (como construimos ese dispositivo).

– ¿En que espacios desarrollan las actividades (museo, calle, etc.)?

LULI no tiene un espacio a priori. Frente a una coyuntura explora los dispositivos que puede abordar.

– ¿Articulan con otros grupos, organizaciones, etc.?

LULI se encuentra inmersa en una red de relaciones con otros grupos y personas: se tensan, se contraen, y a veces se rompen, en función del abordaje propuesto ante una coyuntura determinada. De forma directa o indirecta, LULI es posible por esa red que a su vez se mantiene constantemente en movimiento.

LULI’Kids: ¿es esto una banalización? – Buscando a Julio López.

LULI’Kids presenta
Buscando a Julio López
Ingresar al juego: http://apps.facebook.com/buscandoalopez/


Algunas amigas preguntaron:
“¿Es esto una banalización de la lucha por Julio López?”

La intención no es BANALIZAR la lucha por justicia por Julio, creemos que la propia dinámica del juego lo muestra, porque: banalizar es algo sin contenido, hecho a la ligera, común. El juego tiene atrás un desarrollo, tanto de investigación sobre el uso de aplicaciones en facebook -que generalmente usamos pasivamente, o relegamos al sistema- tanto como de investigación sobre el devenir de la causa. Paso a paso, la interacción con la aplicación te va narrando las instancias del reclamo. Un ejemplo de interacción con el juego:

A su vez la información aperece en función a tu propia interacción y te permite compartirla, si lo crees pertinente, con todos tus contactos. Esto le da un efecto de propagación que permite extender la información puntual del reclamo con un efecto bola de nieve.

Lo que intentamos, a contramano de nuestro propio mandato militante, es: a una imagen repetida mil veces (y que pensamos seguir repitiendo), a un nombre que a veces es reducido a una consigna (aunque pensamos seguir diciéndola) intentar sumarle información concreta de la causa. Tratar de TRADUCIR contenidos, que si bien están en documentos y se lee en actos, tenemos la sensación que no se escucha. No estamos diciendo con este juego que lo estemos logrando sino que lo intentamos.

Entonces nuestra pregunta es: ¿cómo hacer para que además de la imagen de López llegue a otros el contenido de la causa? Pensamos como primer medida correrla del lugar común donde el discurso se naturaliza a fuerza de repetir el dispositivo. Hablar de otra forma a otros destinatarios, más allá de la mistica de la marcha. Y esto intenta el juego …  te cuenta el devenir de la causa. Y siendo un dispositivo “juego” lo primero que tiene que evitar es que quién lo vea diga: “ya se lo que me va a decir”. Está claro que no es una acción artística. Puede ser que nuestra estrategia no sea la adecuada, pero obviamente nos arriesgamos a que nos cascoteen las amigas con tal de explorar formas de comunicación e interacción que permitan al reclamo darse en otros lugares donde NO esté naturalizado. Que no se entienda mal, nosotras también vamos a las marchas, marcha tras marcha, e imprimimos el rostro de López muchisimas veces.

Ahora, si la acción parece una DESACRALIZACIÓN, valga el termino, de la figura de Julio, en ese caso es cierto. Nosotras estamos en contra de la “procerisazión”, de poner a las personas como héroes inalcanzables completamente diferentes al resto, caso del CHE, porque suele ser una forma de neutralizar, justamente, la potencia de su figura (esto lo contamos en la intervención por Bariloche).

Pensamos que López, en todo lo terrible del caso, tiene que ser algo de todos los días y entrometerse en todas las cosas de nuestra vida, también en los juegos, mientras el precio no sea perder el contenido del reclamo. Tratar de llevar el reclamo a otras partes como algo que pueda ser abordado de otras formas, nos parece importante. Pensamos que con las cosas -pequeñas de por sí- que hicimos desde LULI en estos cuatro años, no logramos aportar demasiado. Pensamos que es urgente repensar los dispositivos aún al precio de equivocarnos.

Con relación a la eficacia de los dispositivos asumidos, es esa la búsqueda que intentamos: nuevas formas de incidir y cambiar la realidad construida socialmente, con toda la heterogeneidad que encontramos en los distintos medios. Con relación a la efectividad, tanto en el MURO de la diagonal 73 y calle 4 (físico, tangible) como en el MURO de Facebook (virtual, etéreo), nos resulta imposible saber cuánta gente lo percibió en la calle o lo compartió en su perfil de Facebook; podemos a lo sumo acercar las estadísticas de interacción con el juego entre los días 18 y 19 de septiembre, según el siguiente detalle:

  • Lo vieron y compartieron: —
  • Pusieron me gusta: 279 usuarios únicos
  • Click hasta la portada del juego: 950 usuarios únicos
  • Instalaron la aplicación: 572 usuarios únicos
  • Se publicaron a través de la aplicación: 1773 post con información de la causa.

Se agradecen devoluciones, opiniones.
Besos
LULI’girls

Resumen no-tan-objetivo del pre-encuentro (Por LULI toma notas)

El 22 de agosto se realizó el pre-encentro de La Plata para formular discusiones previas para llevar al encuentro nacional de arte/política “La calle es nuestra” que se realiza en Cordoba el 25 y 26 de spetiembre.

Publicamos el mapa conceptual no-tan-objetivo que realizamos sobre las notas del encuentro.

LULI en la tercer FLIA

Este sábado, 8 de mayo, LULI va a estar en la 3ª FLIA en La Plata. En la casa por los Derechos Humanos Hermanos Zaragoza (53 e/ 3 y4).

Tercera FLIA La Plata

En la revista de la FLIA publican unas preguntas a LULI:

GRUPO LULI
Este grupo, que estuvo estampando cientas y cientas de remeras, camperas, Buzos, pantalones, Bolsos y otras prendas en las dos FLIAs platenses y tamBién en esta, ahora se presenta:

LULI está haciendo intervenciones desde mediados de 2009. Es un grupo que nace en una atmósfera particular que viene creciendo en la ciudad de La Plata desde 2006. En ese clima se conformaron una suerte de movimiento de grupos heterogéneos que centran sus acciones en la voluntad de encontrar formas de comunicación que confronten con las establecidas. Que confronten con la forma de hablar al momento de insertar un discurso en el espacio público, distanciándose del texto interminable de un panfleto que no habla más que a sí mismo, como frente a la espectacularización de la política donde el contenido no importa.

En ese clima LULI se da forma, y es desde ese lugar que busca también moverse, cuestionando los lugares comunes de nuestras propias prácticas.

En su conformación, LULI, buscaba recuperar un espacio afectivo, un espacio de micropolítica, al momento de discutir la marea en la que estamos inmersos.

Hoy LULI se encuentra pensando intervenciones en web, en tele, en gigantografías, en stikers, en paredes. Realizó intervenciones por Julio López, por la lucha de Kraft, en PAPA NEGRA TV, contra el Código Contravencional de Scioli, por el derecho al aborto, entre otras. A veces abundan las imágenes, a veces son sólo texto. No hay una receta a priori que le sirva, más bien en cada situación se buscan los modos apropiados de crear un acontecimiento, por más mínimo que sea, una recuperación del poder de agenciamiento, una intervención.
No pasó tanto tiempo, pero si algo se acumuló en esta etapa es un buen compendio de preguntas. LULI hoy es un intento de convivir con resoluciones parciales a esas preguntas: ¿Cómo no replicamos lo que estamos criticando? ¿En qué reside la efectividad de una intervención? ¿En la masividad, en su comunicabilidad, en su radicalidad o en las relaciones afectivas que provoca? ¿Cómo conviven estos problemas? ¿Cómo convivimos con estas búsquedas?

LULI viene participando de las FLIAs de La Plata con sus tipas móviles, unos grabados hexagonales que se pueden ordenar de distintas maneras, que aún en sus diferencias forman una imagen común. LULI ve la FLIA LP como un espacio que florece en otoño. La ve como una propuesta asombrosa, donde conviven diferentes tuppers, gente que viene con caminos cercanos pero que muchas veces no se cruzan. Esos cruces, esas relaciones humanas, ese conocerse sentándose a charlar entre todos y decidiendo en una ronda es en sí la obra. Por eso puede ser un laboratorio de cooperativismo, puede redefinir qué es un libro y quién puede escribir en sus hojas, puede ampliar su propia idea… más allá de que tenga un puesto más o un puesto menos.

http://www.flia-laplata.blogspot.com

¿esto no es una contravención?

Participación de LULI en CALLETOMADA – VISITA 360º

no es una contravencion

Existe dualidad. Y existe contradicción.

La provincia de Buenos Aires, a partir de la entidad de sus secretarías, oficinas y museos, enmascara su incumplimiento de respeto y resguardo de los derechos humanos.

La provincia de Buenos Aires, en un marco de exposiciones en espacios propios, paga este mural. Y además, sanciona este mismo mural y otras maneras de ocupar la vía pública.

La provincia de Buenos Aires, a través de su Código contravencional vigente, penaliza también a las personas en situación de calle: gente sin techo, gente que cuida coches, gente que se prostituye.

La provincia de Buenos Aires, a través de sus diputados y senadores, está en proceso de reforzar el poder y la discrecionalidad de la policía a partir de la sanción de un nuevo Código contravencional.

Existe dualidad. Y existe contradicción

ACCION EN CALLE / PENALIZADO:
Diag. 74 e/ 6 y pza. Italia – La Plata, Argentina
http://noesunacontravencion.webatu.com/contravencion.calle.html

ACCION EN MUSEO / ACEPTADO:
Calle 9 e/ 51 y 53 – Hasta el 22 de mayo, de marte a viernes de 14 a 19hs. – La Plata, Argentina
http://noesunacontravencion.webatu.com/contravencion.museo.html

VISITA VIRTUAL:
http://noesunacontravencion.webatu.com/

ARTICULOS DEL CÓDIGO CONTRAVENCIONAL DE SCIOLI:
http://noesunacontravencion.webatu.com/index_contravenciones.php

http://noesunacontravencion.webatu.com/

Intervención en calle

Intervención en el museo

A %d blogueros les gusta esto: